La creadora de esta campaña, Amparito Vazquez, es al mismo tiempo socia fundadora y trabaja en la asociación como punto Adea en Sevilla la Nueva  activamente.Desde aqui queremos reconocer el merito de su labor y agradecerle el ejemplo social que realiza con su actividad  que,con una discapacidad por esclerosis multiple,  ella  nos demuestra a diario que  cuaamparondo hay una voluntad de integración, la discapacidad deja de ser un problema, y se convierte en bandera solidaria.

UN BIEN COMUN  En la asociación ADEA (DISCAPÀCITADOS EN ACCIÓN),  trabajamos para que cualquier persona con o sin discapacidad reconocida, forme parte del mismo colectivo, peropara conseguir este  objetivo, es prioritaria la toma de consciencia.

Las personas con movilidad reducida , necesitan de unas infraestructuras adaptadas a nuestras necesidades, como son  la creación de  plazas de estacionamiento  de movilidad reducida, que nos facilitan la vida cotidiana y social.

La campaña surgió porque  lo viví en primera persona. Cada vez que iba al pueblo, la impotencia de no poder aparcar en la única plaza reservada para discapacitados me producÍa  frustración. Tener que aparcar en otro sitio suponía andar más de 10 minutos y eso representaba toda un barrera  de dificultades, para mí  esclerosis múltiple. Asi que que al final  regresaba  a casa  con mi enojo a cuestas, y le pedía a mi marido que fuera él.


TE PRESTO MI PLAZA, ¿ME PRESTAS TUS PIERNAS?

campanaAlgo tenía que hacer, y fue una mala contestación de una okupa la que me dio la idea de la campaña moral: yo te presto mi plaza, ¿tú me prestas tus piernas? Después de dos años poniendo multas morales os puedo decir que la campaña está siendo todo un éxito.

He contado con el todo apoyo de mis amigos, familiares así como todo el equipo del ayuntamiento de Sevilla La Nueva, la policía local . Tuve la suerte especial que  el programa de Tres Deseos de antena3, con Jaime Cantizano en aquel entonces rodando en sevilla la nueva,  se involucraron y mi multa psicológica formó parte de  Antena3. Esto es solo un ejemplo de lo que se puede conseguir cuando un colectivo une fuerzas y empuja en la misma dirección.

UN EJERCICIO EMPÁTICO

Participar en esta campaña es hacer un pequeño ejercicio de empatía al poneros  en nuestro lugar.

Sólo tenéis que llevar las multas con vosotros Cada vez que ponemos una multa moral estamos representado a todas la personas que tienen una discapacidad física..

Y en  esta vida nadie os puede asegurar que algún día vosotros o algún familiar vaya a necesitar estas plazas. Dejar las multas sin agresividad porque lo que pretendemos con el mensaje yo te presto mi plaza tú  me prestas tus piernas es educar a la persona que ha ocupado la plaza a través de su propia reflexión y que se dé cuenta de las problemas que crea a los discapacitados físicos su falta de concienciación social

El hecho de formar parte de esta campaña significa también que las futuras generaciones no tengan que sufrir este tipo de barreras y la multa moral se convertirá  en  una simple anécdota.

El día que no tengamos que   llevarlas habrá  sido porque el problema ya no existe. La campaña está abierta a todo el mundo. Las multas morales se pueden encontrar en diferentes lugares públicos de vuestros ayuntamientos así como en la página de nuestra asociación www.muycapaces.com

RESULTADOS 

Ha pasado el tiempo y nuestra campaña ha llegado hasta el ayto de Rivas Vaciamadrid, que nos ha incorporado en su observatorio para la discapacidad.

“Se hace camino al rodar”

multa2

Dejar un Comentario